Packers

Metodología

Primeramente se realiza una inspección con cámara robotizada, para ubicar exactamente la rotura de la canalización y para comprobar el estado de la tubería en general.

Una vez ubicada la deficiencia se corta una camisa de fibra de vidrio adecuada para el diámetro de tubería a reparar. Dicha camisa se impregna de una resina especial de dos componentes y si fuera necesario se añadiría una maya metálica (grandes roturas).

Seguidamente se recubre el obturador específico para el diámetro de tubería con esta camisa y se introduce por la tubería hasta el punto a reparar.

Una vez situado correctamente el obturador, se procede al inflado del mismo mediante aire a presión dejando inflado a una presión concreta durante aproximadamente 90 minutos.

Finalmente se desinfla el obturador retirándolo de la canalización y se procede a realizar una inspección mediante cámara robotizada.

Entrega

Al finalizar el trabajo, al cliente, se le entrega un informe escrito y fotográfico del estado anterior y el estado actual del tubo reparado. El informe se presenta encuadernado y acompañado de un DVD- Video.
Los diámetros que abarcan nuestros obturadores son desde 100 Mm. hasta 1.200 Mm.